1,2,3..Descanso!

Hola a tod@s!!


Me gustaría que durante este post, reflexionarais sobre esta cita :



" El tiempo de relajarse es cuando no tienes tiempo para ello" . 

                                                 Sydney. J Harris. 


Y precisamente para ese tiempo,cuando nos tenemos tiempo, os voy  a aconsejar  5 técnicas de relajación, para hacerle frente al estrés diario y combatir los efectos negativos de éste física y mentalmente.

Para relajarnos,tenemos que activar la respuesta natural de relajación del cuerpo, y ver la TV cuando llegamos a casa, tumbarse o dormir no son las mejores formas. Por ello mediante las técnicas que describiré a continuación podremos llamar al cuerpo a la relajación de forma progresiva, natural y adecuada. 



1. Relajación muscular progresiva

Es conveniente realizar esta técnica al menos durante 15 minutos.
Se trata de poner en tensión los músculos para relajarlos a continuación. De esa forma, se libera tensión corporal y mental. ( aquellas personas que tengan un historial de espamos musculares, problemas de espalda, musculares o lesiones, pueden empeorar al poner en tensión los músculos, por tanto es conveniente que consulten a un profesional )
Ejemplo de esta técnica: ( nos podemos ayudar una música relajante)
  1.  Sentados cómodamente
  2. Practicamos una respiración profunda (la que comentaré en la meditación) y cerramos los ojos.
  3. Cuando estemos relajados, centramos la  atención en el antebrazo derecho ¿Cómo lo sentimos?
  4. Tensamos el antebrazo derecho, apretándolo fuerte. Aguantamos y cuenta hasta 8-10 segundos
  5. Relajamos el antebrazo derecho, centramos nuestra atención  en cómo se va la tensión y cómo nos sentimos.
  6. Mantenemos ese estado relajado durante unos 8 segundos, respirando profunda y lentamente
  7. Cambiamos la atención al antebrazo izquierdo y vuelve a comenzar la secuencia, con cada extremidad de nuestro cuerpo hasta llegar a una relajación general.

2-Relajación autógena


La relajación autógena es una técnica que se basa en las sensaciones que surgen en el cuerpo a través del uso del lenguaje.Su meta es conseguir una relajación profunda y reducir el estrés. 
Consiste en 6 ejercicios que hacen que tu cuerpo se sienta cálido, pesado y relajado. En cada ejercicio usas la imaginación y claves verbales para relajar tu cuerpo de un modo específico.

Ejemplo:

  1. Comenzamos con la respiración profunda, siendo la exhalación el doble de la inhalación. Por ejemplo: inhalamos durante 4 segundos, exhalamos durante 8 segundos.
  2. Inhalamos, cerramos los ojos y a medida que exhalamos repitimos 6-8 veces: “mi brazo derecho se hace cada vez más pesado” y nos concentramos en dicha sensación
  3. Repetimos 6-8 veces: “mi brazo derecho pesa cada vez más” (así con manos, brazos, piernas, espalda, cuello, hombres, pies, muslos, piernas)
  4. Repetimos 6-8 veces: “mi brazo derecho esta cálido” (así con manos, brazos, piernas, espalda, cuello, hombres, pies, muslos, piernas)
  5. Repetimos 6-8 veces: “mi corazón late tranquila y relajadamente”
  6. Repetimos 6-8 veces: “mi respiración es cada vez más tranquila”
  7. Repetimos 6-8 veces: “mi estómago esta cada vez más cálido”
  8. Repitimos 6-8 veces: “mi frente esta fría”
Resumen: pesadez-calor-corazón tranquilo-respiración-estómago cálido-frente fresca.
3-Meditación
Para meditar simplemente nos podemos sentar derechos en un asiento cómodo, cerrar los ojos y céntrarnos en decir -en alto o para uno mismo- una frase o mantra como “estoy tranquilo”, “me quiero a mi mismo” o “estoy en paz”.También podemos poner una mano del estómago para sincronizar la respiración con las frases. Si tenemos cualquier pensamiento, dejaremos que se vaya solo, no tratamos de eliminarlo.
Una parte importante de la meditación es la respiración profunda desde el abdomen; tomar una buena cantidad de aire en tus pulmones.
Normalmente, cuando estamos estresados respiramos solo con la parte superior de los pulmones, sin embargo, si el oxígeno llega a la parte inferior (respiración abdominal) recibiremos más oxígeno y nos sentiremos más relajados y menos tensos.
Ejemplo. 
  1. Sentados o tumbados cómodamente, ponemos una mano en el  estómago y otra en el pecho
  2. Respiramos por la nariz lentamente, de forma que la mano del estómago se eleve y la mano en tu pecho se eleve muy poco
  3. Mantenemos el aire durante 4 segundos.
  4. Exhalamos el aire por la boca durante 4 segundos lentamente, expulsando todo el aire que podamos, mientras contraemos el abdomen
  5. Los segundos que comento son una propuesta, podemos hacer modificaciones hasta que nos sentamos totalmente cómodos. La práctica es la clave


4-Mindfulness + Meditación

Se trata de estar consciente de lo que estas sintiendo en el momento presente, tanto internamente como externamente.
Asimismo, evitaremos todo tipo de juicios, preocupaciones, culpabilidades o pensamientos sobre el pasado. 
Se puede aplicar a cualquier actividad de diaria: trabajar, comer, hacer ejercicio, caminar… De hecho, lo ideal es que sea una forma de vivir la vida.
Puedes practicarlo en tu vida diaria o junto a la meditación:
  1. Buscamos lugar tranquilo, donde nos podamos relajar sin distracciones o interrupciones
  2. Colocados  erguidos en una posición relajada, sin acostarnos.
  3. Encontramos un punto en el que centrar la atención. Puede ser interno (una imagen, lugar o sentimiento) o algo externo (frases, objeto, palabra que repitas). Puedemos cerrar los ojos o centrarnos en un objeto externo
  4. Adoptamos una actitud no crítica, sin juzgar, viviendo el presente. No combatimos los pensamientos que surjan, volviendo la atención al objeto interno o externo 

5-Visualización – Imaginación guiada

La visualización es una técnica algo diferente a la meditación con la que tendremos que usar todos tus sentidos: vista, tacto, olfato, oído y gusto.
Se basa en imaginar una escena en la que nos relajamos y dejaremos  ir toda sensación de tensión.
Ejemplo:
  1. Escogemos  lugar tranquilo y nos sentamos derechos y cómodos
  2. Cerramos los ojos e imaginamos  un lugar tranquilo tan vivamente como podamos. 
  3. Sentimos  que estamos en ese lugar con todos los sentidos: vista, tacto, olfato, oído y gusto.
  4. Caminanos por el lugar, sintiendo la sensaciones; los colores, texturas, olor, sonido…
  5. Pasamos tiempo sintiendo cada sentido: primero lo que vemos, luego lo que estamos tocando, luego lo que oimos…
  6. Por ejemplo: miramos el mar y como rompen las olas, escuchamos los pájaros, sentimos el viento o la arena, olemos las flores…
  7. Sentimos esas sensaciones y dejamos fluir cualquier preocupación o pensamiento. Si nos distraemos, volvemos  a la práctica.

Espero que os sirvan estas técnicas y que  podamos encontrar ese tiempo escondido...Pues la mente necesita respirar, inhalar alegría, energía, paz... y exhalar estrés, negatividad y el peso del día día. De esta forma podremos alcanzar nuestros objetivos sin "afanarnos", dar cada paso con la energía necesaria y  "vivir" eligiendo ser felices a pesar de cualquier circunstancia. 



BESOS !!!



1 comentario:

Anónimo dijo...

Este post es sencillamente maravilloso. Te doy un diez, que narices, tú eres un diez. Punto y relax. Miles de besossssssssssss. Gema